La batalla contra el cambio climático está llegando a un punto de inflexión potencial a medida que cada vez más jóvenes están tomando las calles para tratar de cambiar las actitudes de la clase dominante. Esperar a que alguien más haga algo no puede ser la actitud o de lo contrario continuaremos dañando este planeta e de maneras que no comenzamos ni a entender. El negocio de la música rara vez es objeto de ira entre los activistas climáticos, quienes se centran con razón en conglomerados de envio, energía y bienes de consumo. Sin embargo, dentro de la industria de la música los DJs pueden hacer muchas cosas para mitigar su impacto en el cambio climático. Sería difícil no dejar ningún tipo de huella pero existen formas mejores de comportarse con el medio ambiente:

1. Dejar de utilizar aviones privados.

Puede parecer una obviedad y sólo se aplica a un número muy reducido de DJs, pero hay sacrificios que deben ser hechos. En lugar de usar aviones privados pueden viajar en vuelos comerciales como hacemos el resto de la gente. La mayoría de los DJs viajan en vuelos comerciales porque no ganan cifras de 6 dígitos por actuación, pero la simple idea de que necesitas un avión privado disponible en todo momento es absurda. El charter ocasional en un momento de grave crisis podría entenderse, pero pasar todo el verano en un jet privado simplemente por tener un poco más de comodidad y espacio es una locura. No sólo porque estás gastando mucho dinero si no que también daña el medio ambiente. Puede llegar a ser de 5 a 10 veces más contaminante viajar en avión privado por persona. Es cierto que algunos DJs pueden tener fans muy intensos pero eso no significa que los vuelos comerciales no sean seguros.

2. Compensación de emisiones de carbono por vuelo.

Si eres DJ y estás de gira tendrás la necesidad de tomar varios vuelos. Si bien no deberías utilizar aviones privados, recorrer el mundo en un bote tampoco es que sea práctico sobre todo con compromisos y limitaciones de tiempo. Viajar en vuelos comerciales es mejor que hacerlo en jets privados pero sigue siendo malo para el medio ambiente. Dada la necesidad existen formas de compensar las emisiones provocadas por el vuelo. Hay programas a través de los que uno puede compensar sus emisiones de carbono al volar (y otras actividades) mediante la creación de parques eólicos en la India o la cocina con energía solar en Chad. Puede ser que estés dañando el medio ambiente con tu viaje pero al menos también estarás ayudando a otros a moverse en la dirección correcta.

3. Prohibir el plástico en los riders.

Los artistas tienen control sobre lo que quieren en su ride. Cuanto más grande es el grupo o artista más pueden exigir. Si tienes una actuación en el bar de la esquina es posible que no te den mucho acceso a la cocina. Sin embargo, para aquellos que viajan y actúan en lugares grandes, eliminar los plásticos de sus riders debería ser importante. Asegúrate de que todos los artículos que te den puedan ser o sean reciclados o convertidos en compost. El agua es la clave, incluye botellas de agua reutilizables que puedan ser rellenadas. Evita los recipientes de plásticos para la comida y asegúrate de que el lugar entiende que te tomas este asunto de manera muy seria.

4. Come menos carne.

Cada vez más DJs se vuelven veganos y asumen estilos de vida más saludables mientras viajan. Comer limpio te dará más energía a la hora de actuar y viajar. En algunos países hay muy poco que puedas hacer para evitar la carne, y a veces, sólo puedes comer una hamburguesa rápida. Sin embargo, si tienes la oportunidad de acceder a comida sana come menos carne. Se ha documentado ampliamente el daño que causa el consumo de carne al medio ambiente desde la producción y el procesamiento hasta la tierra que debe ser limpiada (véase el Amazonas) para que pasten vacas, cerdos y otros animales. Comer menos carne (no eliminarla) en todo el mundo ayudaría a reducir su huella de carbono.

5. Fabrica merchandising sostenible.

El merchandising es (o debería serlo) una parte clave del flujo de ingresos de cualquier DJ. Sin embargo, la ropa no aparece mágicamente. Requiere la cosecha de los materiales, el envío y luego la creación de varios cortes y estilos. Todo este proceso contamina y emite carbono a la atmósfera. Una gran cantidad de ropa barata es muy desechable, lo que crea una huella aún mayor cuando se reemplaza después de una temporada o año. Algunos músicos fabrican ropa barata para tratar de mantener los precios bajos y maximizar los ingresos, una actitud que es mala tanto para los clientes como para el medio ambiente. Hacer ropa con materiales reciclables es posible y no es muy costoso. Hay un montón de compañías como Upcycle, Rumpl, Sunski o Elle Evans, y grandes marcas como Adidas y Patagonia que tienen líneas de ropa hechas con botellas de plástico recicladas o con recursos sostenibles. Puede que cuesten un poco más y requieran algo más de planificación, pero merece la pena.

Artículo original publicado en www.magneticmag.com por Ryan Middleton.