La organización de esta Cumbre Empresarial del Ocio Nocturno que tuvo lugar en Barcelona corrió a cargo de FASYDE (Federación de Asociaciones del Ocio Nocturno en España). Un acto que ha servido para que la organización emprenda un viaje que le lleve a visitar las principales capitales del estado buscando descentralizar las actividades de la asociación y establecer contacto con las diferentes empresas de las diferentes comunidades autónomas y con ello mejorar la capacidad de respuesta del colectivo del ocio a las necesidades y problemáticas existentes en cada territorio.

Como punto de partida de la nueva etapa de la organización empresarial, hay que destacar la apuesta por la igualdad, la lucha contra la violencia de género y el respeto a la diversidad. Así, FASYDE ha iniciado una ronda de contactos con la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad para poner en marcha un programa marco de lucha contra las violencias machistas con la creación de un plan integral de proyección estatal en el ocio nocturno. Ciudades como Barcelona, Madrid, Valencia o Málaga ya han visto como se ponían en marcha algunas iniciativas y campañas orientadas a este tema. En cuanto a la paridad se ha creado una comisión de trabajo que impulse la representación y participación de las mujeres empresarias en los órganos de gobierno de la federación estatal y de sus asociaciones territoriales designándose a Lucía García como la máxima responsable de la Comisión de Paridad de FASYDE.

Además, según un comunicado de FASYDE  de los 200.000 empleos que genera el sector del ocio nocturno en España el 30% son desarrollados por personas menores de 30 años lo que significa que en muchos de los casos se trata de la primera experiencia en el mercado laboral.

Una situación que ha impulsado a FASYDE a tomar la decisión de emprender un Plan de Formación del Empleo Juvenil dirigido a la cualificación y especialización sectorial de los y las jóvenes que se incorporan a su primer puesto de trabajo en el sector del ocio. También se abordó durante la cumbre el proceso de transformación que actualmente está atravesando el ocio nocturno perfilándose cada vez más como diurno, cultural y familiar. En este sentido es necesaria una transformación del modelo de negocio que debe adaptarse a los cambios sociales, la evolución demográfica y las nuevas demandas del público adulto que copa los espacios de ocio y que reclama franjas horarias más diurnas.