Chris Liebing ha lanzado su nuevo álbum Burn Slow, el cual coloca al propietario del sello CLR en un lugar muy diferente de lo que los fans están probablemente acostumbrados a escuchar de él. Si bien es conocido por su driving techno, este álbum se mantiene fiel a su título y se quema lentamente.

Diez canciones y 73 minutos, casi 20 de ellos en la extensa “Trilogy” Liebing está intentando decir mucho en el disco que ha hecho con Ralf Hildenbeuter, a quien se le atribuyen todas las canciones. De hecho, fue en el estudio de Hamburgo de Hildenbeuter donde se creó el álbum.

En ocasiones el álbum puede ser un poco somnoliento y pesado como en “Out Of This World”, el cual parece asentarse en construcciones mediocres que nunca rinden frutos. Pero otras veces el álbum encuentra formas de crear melodías largas y evocadoras que hacen que este álbum sea mucho mejor para escuchar que un single techno orientado a la pista de baile.

Trilogy” es el único atípico en el álbum, uniendo sus canciones techno más optimistas con los temas de combustión lenta del álbum, creando un mini-álbum dentro de una canción que se construye lentamente para derrumbarse a los 20 minutos. Hay algunas vocales y palabras en el largo pero es la parte instrumental la que lo convierte en un interesante proyecto experimental para Liebing. Puedes hacerte con Burn Slow editado por Mute aquí.