Burning Man se enfrenta a uno de sus veranos más duros en mucho tiempo. 75 días después, todavía está esperando que su permiso de 10 años sea aprobado por la Oficina de Administración de Tierras. Siempre hay negociaciones difíciles y regateos pero esta vez la administración parece estar adoptando una postura firme. Han creado un PDF de 876 páginas con los requisitos que debe cumplir Burning Man entre los que se incluyen búsquedas de drogas, aforo limitado, etc.

Hay muchas cuestiones a tener en cuenta de este informe pero hay algunas que son clave.

La administración exigiría “seguridad privada para inspeccionar vehículos, participantes, proveedores, contratistas, personal y voluntarios que accedan al evento” responderán además “directamente a la policía”. La administración quiere que estos guardias de seguridad se posicionen en los accesos de entrada 14 días antes del Día del Trabajo.

Su lógica es bastante extraña. “El uso ilícito de drogas puede resultar en una necesidad urgente de evacuar los desechos, lo que a su vez resulta en un aumento de las heces humanas depositadas en la playa”. Lo cierto es que probablemente hay peores cosas sobre las que preocuparse en relación con el consumo de drogas, ¿no?

Estos registros han sido criticados por los burners como inconstitucionales mientras que los organizadores han dicho que causaría caos y retrasos en las puertas, según SFist.

La administración también se ha negado a aumentar la capacidad a 100.000 desde los 80.000 habituales.

No se requerirán barreras de hormigón y basureros para el evento; sin embargo, sí se solicitará una barrera física que cerque el evento.

Nada de esto es definitivo. Habrá un “período de lectura” de 30 días para que el público pueda ver el documento y después la administración podrá tomar su decisión sobre el permiso. Se requiere un permiso cada año por lo que si la administración quiere hacer algunos cambios tendría que emitir otro informe para explicar su acuerdo, según informa Reno Gazette Journal.

Artículo original publicado en www.magneticmag.com por Ryan Middleton.