A través de la Asamblea General de la CEOE, la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos ha aprobado el cambio de nombre y denominación de Fasyde, que será conocido ahora como España de Noche. También se ha autorizado la creación del Clúster Turístico del Ocio Nocturno y los Espectáculos, formado por las discotecas, clubes y salas de conciertos más importantes de España.

Este acto inaugural ha estado presidido por la secretaria de Estado Isabel Oliver la cual ha destacado “la importancia que tiene el sector del ocio nocturno, ya que es uno de los pilares fundamentales de la economía española”. También ha contado con la participación de José Alberto González-Ruiz, secretario general de CEOE, Pilar Jurado, presidenta de la SGAE, Carlos Novillo, director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 ejemplificando la voluntad de diálogo para abordar mejoras que permitan actualizar la normativa reguladora de los espectáculos. Ha estado allí también  Rafael Izquierdo, responsable de Asuntos Públicos de Pernod Ricard Iberia, y el presidente de España de Noche, Ramón Mas.

El cambio de marca de la asociación empresarial contribuye a apoyar el asociacionismo sectorial del ocio nocturno en España, para así intensificar la agenda institucional del sector a través de la renovación y modernización del sector. De hecho, durante 2019, el sector del ocio ha crecido globalmente un 4% en volumen de facturación, aunque sí que es verdad que ha habido un retroceso del número de empresas de entre el 3% y el 5%, (principalmente en la España vaciada) Por otra parte, en los últimos 10 años la actividad turística en el ocio nocturno ha crecido más de un 25%, suponiendo el 30,9% de su volumen de negocio.

En este contexto, 2020 es un año dedicado a la consolidación y expansión de  nuevos fenómenos y tendencias en el ocio nocturno. Esto viene por la ampliación de las franjas de edad del público consumidor del ocio nocturno, que llega hasta los 64 años o la novedad que supone que sea la franja de edad de 36 a 45 años en la que se produce un mayor incremento de consumos y salidas nocturnas.