El artista ha compartido en su página de Facebook un razonamiento sobre la industria de la música electrónica y sus artistas, con 10 preceptos a seguir por ellos.

Considerado como un dios y escuchado como a un oráculo, Jeff Mills  ha compartido recientemente una reflexión acerca de los principios por los que se tendría que regir todo artista que se precie. Y lo ha hecho de la única manera en la que sabe: mostrándose tan sincero y auténtico como él siempre es.

Empezando así, el artista explica: “Desde mi opinión profesional, la música electrónica en comparación con otros géneros, no se trata de una serie de obras musicales aburridas o banales como mucha gente piensa. Es un género que “ha seguido su curso”, dado por la dependencia que tiene de la tecnología”. Continúa: “ Ahora, hay artistas dentro de la música electrónica que están aprendiendo de la industria, la forma de crear o cómo ser músico y artista a medida que van avanzando. Esto no es inusual y la idea de saber todo esto desde el principio es irrealista. Solo los artistas pueden diseñar y orientar sus carreras, no el público. A cualquier artista que sienta que las críticas a su trabajo son duras e injustificadas les digo lo siguiente: la única forma de cerrarles la boca es mejorar lo que haces. Si te llamas a ti mismo músico, haz mucha música. Si eres Dj, domina el arte de programar música. Si no sabes cómo hacerlo, observa y estudia”

Después de esta profunda y sabia meditación, el artista nos enumera lo que son para él los 10 mandamientos que todo Dj debería saber y promulgar:

  1. Es muy fácil e incluso puede parecer divertido el magnificar los acontecimientos en la industria. Sugiero replantearnos la necesidad de trivializar los artistas en cuanto a lo que dicen. En lugar de eso, observa lo que han hecho, los actos hablan mucho más alto que las palabras.
  2. Empieza a hablar sobre música. No en términos de si te gusta o no, más bien en intentar explicar que fue o que es lo que el artista intenta decir. Si tienes problemas para entender el significado, pregúntale.
  3. La industria de la música moderna es relativamente nueva, no tiene siquiera 100 años. Si no se cuida, no hay razón para creer que no desaparecerá o cambiará hasta el punto de convertirse en otra cosa; cuida lo que amas.
  4. Está “la industria musical” y después, está “el arte”. No es frecuente que ambos se dominen al mismo tiempo. En algunos casos, puede llevar bastante tiempo el entender las dos partes. Intentando dejar los juicios atrás, observa y escucha.
  5. A veces el público puede estar equivocado. A no ser que todo el mundo haya nacido con un arraigado conocimiento de la música, se puede dar que grupos de gente puedan sobre o infravalorar el arte. Solo se necesita tiempo para que la verdad emerja. Por consiguiente, solo porque tú creas algo, no significa necesariamente que sea verdad o se convierta en un hecho. Ten cuidado con lo que leas, fortalece y actualiza tus filtros.
  6. En la música, no se trata de ser perfecto. Y si crees que tu gusto y tu percepción lo son, considera lo siguiente: cuando escuchas música, solo oyes  un porcentaje de lo que el productor está intentando transmitir. Los sentimientos más verdaderos y completos no son completamente extraídos y traducidos a unas cuantas notas y acordes. Hay mucho compromiso en el proceso. Hay músicos que no lo consiguen hacer bien, así que no se puede asumir que lo que tú estás escuchando es perfecto.
  7. Aunque la industria de la música sigue luchando en ciertas áreas, es importante recordar que “la música” es lo que la gente va a recordar. No es el festival, no es el vídeo, no es la reseña ni la crítica. La contribución del músico, se mide en cuanto a cómo de importante es para el género, este será el aspecto más importante que se reconocerá.
  8. Mezclar música no te convierte en Dj. Saber cómo manejar a las personas requiere una habilidad especial que implica saber entender y comprender el entorno, el manejo del tiempo, el buen juicio y lo más importante, la realidad de que nunca nunca vas a hacer feliz a todo el mundo.
  9. No importa lo que los demás digan, no existe el mejor Dj o el mejor artista. Solo se dice para conseguir tu dinero.
  10. Y por último, a cualquiera que haya decidido ser artista o músico y que quieran dar al mundo y a la cultura algo suyo: puede que lo único que deseen es ser ricos y famosos, pero hay otras maneras más rápidas de ser eso. Apreciar algo por lo que es, y no siempre por lo que debería ser puede hacerte sentir las cosas de más maneras de las que probablemente puedas imaginar.

Vía mixmag.net