Pic by Daniel Regan

Nick Hakim, el músico con base de operaciones en Brooklyn, ha lanzado su segundo largo: “WILL THIS MAKE ME GOOD”, una pregunta a la que trata de dar respuesta a lo largo de todo el álbum.

El LP se mueve entre muchas ideas y sonidos diferentes con voces conmovedoras y melancólicas que ayudan al proyecto a llegar al núcleo. Hay temas que son fáciles de escuchar, perfectos para un día de verano en una azotea como “GOD’S DIRTY WORK” . Pero también hay momento de tristeza embriagadora que reflejan el mundo de Hakim girando en círculos devastadores.

BOUNCING” narra su lucha para combatir la ansiedad nocturna con sus cuerdas tristes y su voz desgarradora en la parte más oscura de tu alma.

Gran parte de este álbum es la lucha de Hakim para enfrentarse al bloqueo del escritor y aceptar la mierda que nos rodea.

Durante un tiempo no pude escribir. Trabajaba en nueva música pero no podía encontrar las palabras adecuadas. Pero ese tiempo fue sólo una acumulación de los tres meses de expresión que finalmente llevaron a la creación de este álbum. Espero que esta música genere conciencia sobre dónde estamos ahora”, explica en un comunicado. “Sobre cómo estamos viviendo en este planeta. Sobre cómo tratamos a nuestros vecinos. Sobre la comunidad. Sobre la depresión. Sobre lo que nos puede curar y lo que no. Sobre la sobremedicación, la sobreestimulación y la manipulación. Sobre respetar y amar a las personas que nos rodean porque un día no estarán aquí o tú no estarás”.

Vincent Tyler” aborda la capacidad de violencia de la humanidad y lo que significa verla cara a cara. El track está ostensiblemente inspirado en el asesinato de Vicent Tyler en el pueblo natal de Hakim, Washington D.C., en 2007 y se construye lentamente hasta un final muy distorsionado y perturbado a medida que las emociones crudas de la muerte se derrumban.

Sin embargo, no se trata sólo de un hombre que lucha para comprender el mundo que le rodea y sus propias batallas internas, hay canciones que se elevan y brindan esperanza . “QADIR” es jazzístico, conmovedor y hermoso para ayudar a proporcionar algo de claridad después de la nebulosa de los primeros tracks.

Nick Hakim con su segundo álbum entrega un trabajo completo y satisfactorio que con cada escucha revela nuevas anécdotas. Este es un álbum que se puede escuchar durante una noche triste en casa o en un día soleado al aire libre. De alguna manera se ajusta a ambas situaciones. Y te verás obligado a pensar en la condición humana. El mejor de todos los mundos.

Puedes hacerte con tu copia aquí y escucharlo en streaming aquí.

Artículo original publicado en www.magneticmag.com por Ryan Middleton.