Bodywash, Sarah O'Driscol

Con el verano a punto de terminar, es el turno de la música relajante para los días fríos y lluviosos que pasamos dentro de casa. La banda de Montreal Bodywash ha lanzado su álbum debut “Comforter” que hace al honor a su nombre haciendo exactamente eso, reconfortar.

La banda combina shoegaze con influencias electrónicas nebulosas y una pequeña pizca de ritmos trip-hop. El álbum es una pieza musical maravillosa que hace encajar voces brumosas divididas en capas, sintetizadores y guitarras hipnóticos y percusiones con eco.

Las canciones a menudo son un reflejo de sus títulos (no siempre es así) con “Reverie” introduciéndote en este sueño de Bodywash antes de que te lleven fuera para tomar el sol en el brillante “Sunspots”. La cosa se pone un poco más pesada durante un momento breve con “Reprise” y su crujiente guitarra eléctrica antes de que “Paradisiac”, mucho más electrónico, te lleve de vuelta a su ensoñación.

El álbum suena mejor cuando se consume como una sola pieza y no diseccionado en diferentes playlists. Es un cuerpo de trabajo completo y hermoso que merece tu amor. Parece como si Slowdive hubiese conocido a Tycho y hubiesen creado algo nuevo a partir de sus trabajos.

Puedes escucharlo en streaming aquí, y hacerte con tu copia donde quieras. Es un gran álbum para tener en vinilo.

Artículo original publicado en www.magneticmag.com por Ryan Middleton.