Trampa se ha unido a Marauda (conocido anteriormente como Mastadon) para una nueva colaboración que salió el pasado 31 de enero a través del sello Never Say Die.

Como uno de los mayores admiradores de Trampa, ver a Marauda trabajar con su ídolo es uno de sus mayores logros y no podemos sentirnos más emocionados por él. Si bien los dos nunca han estado juntos en la misma habitación, la química es evidente en “Ruckus”.

Trampa ha sido durante mucho tiempo un elemento básico de la familia Never Say Die, lanzando temas durante casi una década y trabajando con los nombres más importantes de la escena como Eptic, Trollphace, SKiSM, Zomboy y más. Conocido por su sonido agresivo y peligroso, su estilo le ha servido para recibir el apoyo de DJs y fanáticos de todo el mundo. Marauda, hizo su debut como Mastadon en 2017 a través de Malignant cuando solo tenía 16 años,  y desde entonces ha estado llamando la atención  de muchos. A pesar de que el productor con sede en Sydney se sometiera a un cambio de marca el año pasado, sus melodías se han mantenido iguales. Durante mucho tiempo ha hablado en diferentes entrevistas de su admiración por Trampa por lo que verlos colaborar juntos es un sueño hecho realidad, tanto para Marauda como para sus fanáticos.

Un tema atestado del poder más oscuro,  mecánico y exudante, no puedes evitar contener la respiración con cada nota premonitoria. La caída es la estrella del tema, ya que fusiona a la perfección los estilos característicos de ambos productores. Fuerte, descarado y sin complejos, este es un heavy dubstep  en su máxima expresión. Entre caídas, Trampa y Marauda utilizan el silencio para impulsar el suspenso acumulado y en  la segunda caída golpea aniquilando todo a su paso.

"Ruckus" no es para los débiles de corazón.